El reflejo del sol en el agua

Autora: Mª Antonia

El reflejo del sol en el agua me deslumbra. Parece el mar pero… ¿Dónde estoy?
Ya recuerdo. Estoy en la exposición viendo el cuadro de María: una línea de pájaros posados en el alambre y detrás de ellos un cielo azul casi gris. Son estorninos.
Es la exposición de los refugiados, la exposición sobre aquellos que lo han perdido todo.
Deambulo por la sala principal en la que está representado todo lo que han abandonado: sus casas, sus fotos, sus seres queridos, sus muertos…

También se pueden tocar chalecos salvavidas reales vendidos a los inmigrantes con la promesa de salvación y que, en algunos casos, han sido la causa de su muerte porque no flotan. ¡Que maldad!

Estoy impactado por lo que representa el desgarro del exilio, el desamparo de no tener nada. Me sorprende descubrir el valor que tiene el móvil que les conecta con los suyos. Nunca lo había pensado.

Me he quedado paralizado con los ojos cerrados en mitad de la estancia pero tengo que volver a abrirlos. Estoy sudando. El sol me deslumbra otra vez y tengo la piel quemada.

Ya no estoy en la exposición.

¿Dónde estoy?

Ahora me doy cuenta: soy yo ahora quien está en la barca y la persona que se aprieta contra mí no es mi hermano ni mi madre ni mi esposa ni mi hijo. Es un extraño del que a lo mejor me tengo que defender mañana.
Ayer tiraron a un hombre por la borda.
Llevamos dos días navegando. Tengo sed y tengo miedo.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s