La princesa Sonrisa

Autora: Estela Gómez

Hace no mucho tiempo existió un mundo ficticio paralelo a la realidad, un mundo fantástico, enorme y complejo en el que tan solo vivía una persona, su creadora, la princesa Sonrisa.

Era una niña alegre y fuerte, todo lo que hacía, decía o pensaba, lo inspiraba su corazón. Se sentía feliz en su mundo, veía la vida a través de unos ojos que, con tan solo un pestañeo, eran capaces de atraer la primavera. Allí la tristeza, el odio y el dolor no existían.

Fueron pasando los años y la soledad empezó a inundar su vida, apagando los colores de su mirada.

-¿Para qué sirve tanta felicidad si no la puedes compartir con nadie?- pensó.

Sigue leyendo

Anuncios

Cuento de Sábado Tarde

Autor: Kepa Vadillo

Hace trescientos años, en Vascolandia, había un pequeño pueblo que besaba la ría y abrazaba sus montes. Tenía un Rey, cantarín y bonachón, amante de los juegos y de sus gentes.

Al Rey, le encantaba pasear por sus prados verdes, observar a los niños, ver como jugaban a los deportes típicos de la zona como el levantamiento de piedras, el arrastre de bueyes y el fútbol. Ya sé que se sorprenderán cuando lo lean. Ese deporte no lo inventaron los ingleses. En Vascolandia, los niños lo practicaban desde tiempos remotos. Lo inventó un tal Patxi un día de verano, al pegar una patada a una pequeña piedra de unos cien kilos, de forma redondeada que empezó a rodar.

Al ver practicar ese deporte, el Rey, que tenía un nombre pequeño pero singular, que se llamaba Burionagonatotorecagageazcoechea, se le ocurrió que había que adoptar una serie de normas, para conseguir entre todos un reglamento que hiciese más fácil la práctica de ese juego.

Sigue leyendo

Tu felicidad – capítulo uno

Autora: Annarella Pigna

Tendemos a centrarnos mucho más en las cosas que nos hacen sentir mal que en las cosas que nos hacen sentir bien.

Si le preguntas a una persona que te diga tres cosas positivas que le hayan ocurrido el día anterior, normalmente no sabe qué decir. Si en cambio, le pides que te diga las cosas “malas” (que le hacen sentir mal), generalmente puede darte una larga lista de ellas… ¿por qué no pensamos en las cosas positivas, por qué no centrarnos en lo positivo de la vida y por qué no reír?

Sigue leyendo

Tu felicidad – capítulo dos

Autora: Annarella Pigna

Si ves las noticias de la televisión, la gran mayoría de ellas son extremadamente negativas: guerras, asesinatos, injusticias, pobreza y un largo etcétera.

Todas estas desgracias ocurren diariamente en el mundo; sí, es innegable, ¿Pero por qué no pensamos en las cosas positivas que ocurren?

Todos los días nacen niños, la gente se enamora, se da mucho dinero para acciones benéficas, se salvan vidas de personas, se plantan árboles, se crean puestos de trabajo… Sí, ¡Esto también ocurre! Y, sin embargo, la mayoría de estos hechos se ignoran como si no ocurrieran en absoluto.

Sigue leyendo

La bicicleta y la oruga

Autor: Pedro Sobrevilla

Érase una vez una bicicleta que no tenía dueño, que creía la gente que estaba abandonada, se usaba para transportar la cerveza y el whisky de importación en los salones del oeste, llenos de forajidos jugadores de póker, buhoneros y tahúres.

En los duelos que se producían en los salones a causa de trampas en el juego o altas dosis de alcohol, un forajido perdió un sombrero marrón. Estaba en el suelo poco visible entre sillas de madera humo de tabaco, y bailarinas del can-can de lencería roja.

Escapándose por el desierto lleno de sol abrasador de 50 grados y polvo de dunas, donde sólo se veía un cactus, y rastrojos rodando del viento, se le apareció una puerta blanca con una mano invisible, y en la misma puerta vio ventanas que daban al infinito.

Sigue leyendo