Mi vida, la tuya…

Autores: Raúl Prats y Beatriz Concepción

La vida pasa, y nosotros con ella. Cada día una aventura, un deseo, una esperanza o quizá una ilusión de que el nuevo amanecer vuelva a sorprendernos con algo tan bello como inesperado. Detalles pequeños que generarán ilusiones grandes y hermosas que se convertirán en ese motor necesario para seguir confiando en que todo lo que pasa a nuestro alrededor tiene su sentido. La vida, mi vida, la tuya, la nuestra, ya no puede ser de otra forma porque los dos somos uno. El cruce de caminos que el destino trazó nos unió en algo tan espiritual como bello. Tan  especial que ahora  quiero seguir andándolo, junto a ti, contigo, por ti. Porque sé que recorrerlo no es fácil, demasiados obstáculos que sortear para seguir avanzando y recorriéndolo. Sinsabores y amarguras que se quedan en pequeños malos recuerdos cuando soy capaz de decirte que te necesito para poder superarlos y, sé, que juntos lo conseguimos.

Sigue leyendo

Anuncios

La estabilidad de la caída

Autor: Héctor Higuera

El Down Jones se desploma.

Wall Street colapsa.

Edgar Matthaus arroja el New York Times sobre el escritorio y vuelve a trabajar. Al otro lado de la ventana, la multitud invade la calle de Wall Street mientras la policía montada mantiene el orden, precavidos ante la posibilidad de actos violentos perpetrados por la muchedumbre, que está nerviosa, preocupada, inestable; desean vender sus acciones, recuperar sus inversiones, e intentan acceder a la Bolsa de Nueva York mientras, dentro, el mercado, conmocionado, pretende satisfacer todas las órdenes de venta que se gritan en la plaza, casi se aúllan, por unos operadores angustiados ante la enorme pérdida de capital de sus clientes, y de ellos mismos, que ofrecieron seguridad a los clientes con sus compras de acciones. El ruido, las voces entrecruzadas, rechina en los oídos. Afuera, las diferentes clases que estructuran la sociedad neoyorquina se inquietan o se desmoronan, desde el limpiabotas al hombre de negocios, pierden. La Bolsa de Nueva York cae un 11%. Martes Negro. 24 de octubre de 1929. Edgar Matthaus sigue anotando, con su caligrafía elegante y limpia, instrucciones para el departamento de contabilidad.

Sigue leyendo

Las colecciones

Autor: Kepa Vadillo

Resulta curioso que, a través de las preguntas y respuestas que se realizan en el grupo de Sábado Tarde, a la hora del cafecito, cuando nos encontramos más relajados, cuando apetece compartir charla, risas y acontecimientos varios, se pueden extraer muchos rasgos de nuestra personalidad.

En alguna etapa de nuestra vida, a todos nos ha dado por coleccionar algún trasto, cachivaches, o pequeños objetos que expresan un aspecto de nuestra realidad privada, un modo de autoafirmación.

Supongo que, al principio, se comienza con un objeto que, o bien nos han regalado, nos encontramos, o bien lo compramos, o lo que sea, y sin saber por qué, comenzamos a guardarlos o a coleccionarlos. Al principio, se presenta como un deseo de posesión, como la necesidad de realizar una actividad libre y de sentirnos dichosos. Con el paso del tiempo, y tras acumular varios de esos objetos, se van produciendo las motivaciones, como el afán de liberación, la propia vocación del artista y hasta la certeza de obtener la aceptación de los demás y la nuestra propia.

Sigue leyendo

No hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista

Autor: Pablo Medina

Viaje camino de Almería. Entonces, se enganchaba uno a esas adiciones que ellos relacionaban con el placer total y creían que eso era la felicidad.

Metidos en un compartimiento del tren, una vez subidos y acomodados, empezaron a dejar pasar el tiempo para acometer su “movida”, la “movida” que se estaban organizando.

Pero, además, sin darle importancia lo que dijeran el resto de los viajeros de su compartimento.

-Toma, quema, échale pero buena cantidad, del tipo quitapenas que te gustan a ti.

El señor de enfrente pone cara de molestia. Otra Señora, también compañera en el viaje, se queja.

-¿Oiga qué es eso, marihuana?

Sigue leyendo

Historia de amor entre dos hermanos

Autor: Raúl Prats

Son dos hermanos que no conocieron a su padre porque falleció siendo ellos niños. Fueron educados bajo el amor de su madre. Ella les llevó a buenos colegios. El mayor sacó los estudios y el menor fracaso. Bajo su frustración, cayó enfermo con una enfermedad mental. El mayor le acogió en su seno y le dio una educación, pero el menor, al no comprenderlo por su enfermedad, no lo quería. El otro perseveró hasta que el menor se dio cuenta que lo hacía por su bien y puso todo el esfuerzo que su hermano había puesto en él, y se dejó querer por su madre, hermano, familia y amigos.

Esto va dirigido a mis amigos del grupo.

Para vosotros, gracias.

Poemas

Autor: Paco Alonso

Siempre, prisas y correr

Siempre con prisas.

Siempre corriendo,

y al final, después de todo,

seguimos como siempre.

____________________________

Rotos

Amores rotos.

Amores prohibidos.

Eso es todo.

El principio,

el fin de todas las cosas.

____________________________

Llamaradas

A solas con las estrellas,

y el y ella, allí brillando,

mi padre, mi madre, el perro

y yo.

Silbadores del viento

Autor: Pedro Sobrevilla

El oficial americano tocaba la armónica plateada en escala de blues, mientras que el indio navajo tocaba su flauta de madera y silbaba al viento y a la naturaleza para comunicarse con sus antepasados indios.

Les daba buen karma en los duros descansos mientras los japoneses y sus bayonetas acechaban, bajo un sol abrasador de cincuenta grados que se pegaba al uniforme.

El bautismo del indio navajo era untar en su frente, cenizas de humo de tabaco, como fidelidad o como religión porque así los americanos sabían que era indio.

Sigue leyendo