El Grial

Autor: Antonio del Cerro

Muchos lo han intentado y ninguno lo ha conseguido. Los caballeros siempre han buscado el Santo Cáliz. En realidad, el Grial no lo encontró un caballero normal. Nuestro personaje es un monje templario llamado Dante. El no quiere la guerra. Se hizo monje para rezar y encontrar a Dios. Pero lo que realmente encontró fue el Cáliz.

En una iglesia europea, en Edimburgo, un monje se topó con una copa del color de la cera. Su nombre es Dante y como ya he escrito es todo un personaje. No es un típico caballero que ha ido a las cruzadas, es un monje o clérigo que fue llamado por el destino para ser un paladín cristiano. Además de caballero, es marinero y monje. El Grial es mágico y proporciona un sentido extrasensorial que detecta a los enemigos a distancia. Además, activa un camuflaje divino si la persona que lo lleva va caminando.

Dante odia la violencia y al transportar encima el Grial debe pasar desapercibido y evitar los conflictos. Antes de devolver a la iglesia la copa trabajó en la reconquista de España como espía consiguiendo mucho mérito dentro de su orden. Decidió devolver el Santo Cáliz donde lo encontró porque quería retirarse y en Edimburgo, el Cáliz, estaría seguro de robos y sacrilegios.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s