Ofrenda de luz y melodía (ausencia presente)

Autor: Pablo Gascón

Siento tu aliento bordeando mis mejillas,

dulces presiento tus manos

acariciar la penumbra

en la cual vivo envuelto desde hace media vida.

No me importará, amor, pese al lejano

silencio que es inmediato,

encender cual llama presagios a tu nombre,

sagrada voz de los dioses;

tampoco me importará absorber mis mil pecados

en un día, y a tu bondad, con firmeza,

dedicarle una ofrenda

de luz y melodía.

Si es preciso, por ganarme

tus anhelados besos, rezarle a Dios,

orarle al Hijo, rogarle a los dos,

con el espíritu baldío,

que no te alejen de mí

para así alcanzar los cielos

que tú mereces, amor mío.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s