Las almas gemelas

Autor: Pablo Gascón

Sobre la tierra,

alzadas,

dos figuras se entrecruzan

formando redondeles.

Una es límpida,

serena,

y sus ojos celestes

hieren mortalmente.

Torpe, recelosa,

la otra figura va columpiando

sus contornos rojos,

religiosos, intrigantes.

Ambas ascienden,

alejándose,

 y vuelven a juntarse.

Por azar, de nuevo,

separándose.

Los labios del bosque

sienten envidia,

y en sus entrañas

se esconde el metal,

fingiendo el deseo

que brota desde el valle.

Es entonces cuando,

alejando de sí todo rescoldo,

remonta su vuelo

y espera temblorosa,

acercándose.

Ya han atisbado

del loco desenfreno

su movimiento,

las formas rojas

encontrándose.

– ¿Deseas mi amor,

no es cierto,

ser amarillento?

– Es bien cierto, mi amor,

tu amor deseo.

– Volemos juntas entonces,

volemos juntas

hasta las estrellas.

Y las almas remontaron,

en plenitud,

la altitud del miedo.

Y desde la tierra

se observan en el cielo

dos figuras columpiarse.

Y hoy me llegan al fin

los resplandores

de las dos almas gemelas.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s