Un conflicto bélico

Autor: Antonio del Cerro

De repente apareció el sargento. Los legionarios lo miraron. Tenía órdenes de organizar una defensa. Estaba a punto de mandar cavar trincheras pero se le ocurrió algo mejor:

-Haced una patrulla cerca del campamento.

Cogió su ordenador y se sentó. Los legionarios fueron a hacer la patrulla y cuando volvieron el sargento había consultado con el ordenador sus documentos de inteligencia sobre el enemigo y dijo:

-Van bien armados y están muy entrenados.

-Podíamos coger prisioneros e interrogarlos, dijo la cabo.

Al sargento le pareció una buena idea pero no quería que nadie se alejara del campamento.

Se oyó un disparo. Un legionario había sido abatido. Un tiro en la pierna. Llamaron a un médico con la radio de campaña y el oficial médico pidió un helicóptero de la Cruz Roja para evacuar al herido. El sargento también utilizó la radio para hablar en clave con su teniente:

-Teniente, hay francotiradores.

Los demás legionarios empezaron a tener miedo. Otro cabo preparó al herido para el traslado en helicóptero.

El sargento les mandó comer y los legionarios sacaron sus provisiones y almorzaron. Después de comer recibieron una buena noticia. El enemigo se había retirado. Ahora, de vuelta a la ciudad a desfilar a paso rápido.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s