La gota de agua, la bombilla y el monitor

Autor: Pedro Sobrevilla

Érase una vez, una gota de agua, que antes de soñar con apagar incendios en el bosque, soñaba con convertirse en los tres estados: sólido, líquido y gaseoso.

El sólido soñaba con ser un cubito de hielo, llamado Señor Frío, el líquido una gota de agua llamado Señor Gota, y el gaseoso una nube llamado Señor Vapor, soñando con hacer formas en el cielo, pero teniendo siempre precaución, de no crear tormentas eléctricas extremas, y no crear fatales incendios, desastrosos y devastadores en el bosque.

Nunca o casi nunca se mezclaba con el Señor Alcohol, ni con el Señor Contaminación, porque una mezcla de los dos contaminaba de residuos el bosque, y el cristal por el efecto lupa, producía incendios que arrasaban y extinguían el bosque.

La gota de agua tenía como amiga una bombilla de led al lado de un espejo, en un suelo de azulejos azules, y justo al lado del lavabo, por las duchas, y por el grifo de la pila, salía a voluntad de los humanos la gota de agua, que casi siempre no se malgastaba.

Pero la bombilla de led, era de luz fría, y soñaba con ser un foco de televisión y de cine, que tenía siempre dos estados para recrear el ambiente descrito en el guión, luz cálida y luz fría.

Pero ese mundo tan duro, que tenía que ser explotado por los altos cargos del estudio, que recreaban trabajando en equipo, los ambientes descritos en el guión, así como director de fotografía, director, eléctricos, cámaras.

No entendía la bombilla, como una luz artificial, podría tener, diferentes temperaturas de color, es decir diferentes tonos en el contraste de la iluminación, dependiendo de exterior o interior, si fuese día o noche.

La bombilla viendo reflejado el resultado previo, con sonido en el monitor del director, antes de ser un monitor de un portátil, cuando apagaba era como si en montaje, decidiesen fundir a negro.

Soñó entonces con ser pantalla de cine al aire libre pero los agobiantes meses de verano, y el público exigente, eran agotadores.

Debido a esta relación tan distinta de los tres objetos, sus sueños se vieron truncados, y los tres decidieron volver a ser objetos cotidianos con una vida normal, fuera de estrés, de exigencias y éxitos.

 

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s