Sobre la ventisca

Autor: Pablo Gascón

Sobre la ventisca, los huesos blancos

esparcidos del soldado me llegan;

son los mismos que tiempo atrás cegaron

por sí mismos aquella podredumbre

mundana que no consintió el picoteo

constante de palomas mensajeras.

Llegaron un día solas, y solas

marcharon. En sus picos la continúa

sed de venganza absorbió por completo

el solo atisbo de sus existencias.

 

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s