El príncipe y la bruja

Autor: Gerardo Fernández Rabadán

Del fondo de las tinieblas resurgió la bruja Antrax. Su misión era arrasar el reinado del Príncipe Yosua, símbolo de paz y nobleza.

La bruja Antrax con tal de destronar al Príncipe estaba dispuesta a cualquier cosa, incluso practicar la magia negra, acompañada de su ejército de los Señores del Mal.

Sabiendo de las intenciones de la bruja, el Príncipe se reunió con sus nobles caballeros para poner fin a las perversas maniobras de Antrax , capturarla y llevarla a las mazmorras.

El Príncipe Yosua tenía muy buenas relaciones y había hecho amistad con una hija de un noble, de nombre Yasmín y era poseedora de un dragón. Una de las capacidades de Yasmín era que poseía la virtud de realizar magia blanca, capaz de enfrentarse a todo tipo de magia negra.

Yasmín se subió a lomos de su dragón, con su varita mágica en busca de la bruja Antrax. Gracias al fuego que salía de las narices del dragón consiguió doblegar al ejército del mal y Yasmín lanzó un conjuro y los convirtió en piedra. Dibujó con su varita mágica un círculo. Al instante, se abrió una ventana para devolver a la bruja al inframundo para que nuevamente reinara la paz y la tranquilidad en el reino del Príncipe.

Yosua, se quedó hipnotizado por el encanto de Yasmín y se enamoró locamente de ella. Se casaron  y fueron felices el resto de sus vidas. Con el tiempo, Yasmín enseñó toda su sabiduría al Príncipe Yosua y le regaló su varita mágica.

 

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s