El incendio

Autor: Antonio del Cerro

Mosiah era un pastor que vivía en un pueblo de Extremadura. Le gustaba el campo y los animales. La naturaleza era para él lo más importante. Sus padres lo sabían y estaban encantados con él y su trabajo.

Un día de verano, Mosiah salió con sus ovejas al campo y todo parecía normal hasta que desde el pueblo se vio una gran columna de humo que subía hacia el cielo. Era un incendio. Todos se alarmaron mucho y acudieron los guardias forestales y los bomberos para controlar el gran fuego. En dos días apagaron el fuego.

Todo apuntaba a que había sido un fallo eléctrico de una torre eléctrica pero los guardias forestales encontraron una botella medio vacía de gasolina. Preguntaron en la gasolinera más cercana quién había comprado gasolina. La llevaba en una botella y se descubrió que Mosiah era un pirómano.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s